pairal

Català

Español

ramon cererols

Home » Words » The Truncated Scream

 

(Sorry, not yet translated, but you can try an automatic translation)

 

Corrían días de niebla en aquella tierra áspera bajo cuyas cenizas aún ardían las brasas de la lucha del hombre contra el hombre. En la masía aislada, al caer la noche, la sola luz de las velas dibujaba por paredes y esquinas sombras temblorosas en las que el niño imaginaba un cinematógrafo misterioso.

 

Los días de niebla eran difíciles para quien como él despertaba a la vida con mirada más adulta que su cuerpo. Tenía que limitarse a ver y callar, simular la ignorancia que los mayores le suponían, e intentar calmar su sed de respuestas escudriñando el obscuro significado de cada gesto y cada mirada.

 

En días de niebla no era raro que llegase a la masía una huérfana joven buscando refugio y sustento. Ninguna de las caras ásperas, quemadas por tantas horas al sol preguntó de donde venía. Bastaba saber que eran dos brazos más. Pero en uno de los rostros resecos un par de ojos hundidos se encendieron.

 

Pronto las noches de niebla se llenaron de murmullos, de pasos escondidos a través de oscuros pasillos, de puertas entreabiertas, de amenazas susurradas, de sollozos ahogados. Y mientras las horas pasaban lentas y crueles, en el cuarto frío el niño intentaba captar los sonidos ocultados en el torrente que se desbocaba entre sus oídos.

 

A la noche le seguía el día, y entre la niebla era fácil seguir a hurtadillas las huellas que conducen por apartados caminos del bosque, hasta el rincón en que los árboles entrecruzan sus ramas y el sotobosque es alto. Allá en silencio, sólo con el rumor de la brisa en las hojas, el niño observaba.

 

Hasta que un día de niebla fría y turbia, un grito se alzó frente a las amenazas. Aquellos ojos hundidos ardieron de rabia, y de repente, como un rayo, un reflejo metálico atravesó el aire. La boca rebelde volvió a abrirse, pero esta vez el grito se cortó convertido en un borbollón rojo y espeso que se fue esparciendo, escapándose, convirtiéndose en silencio...

Tras un instante o una eternidad, los ojos hundidos se giraron hacia el escondite del niño y la cara quemada dibujó una mueca horrible, una sonrisa cínica que era una acusación de complicidad: siempre he sabido que estabas aquí, tú eras parte de mi juego. Aterrado y con un súbito sentimiento de culpa, el niño huyó de vuelta a la masía. Creía que el mundo iba a estallar, que la tierra se abriría para engullirlo, que los cielos descargarían su furia.

Pero corrían días de niebla y el día pasó sin tormenta, y también el siguiente, y aún otro, y otro más. Los ojos hundidos caminaban tranquilos, apagados como antes de... como antes, y nadie parecía echar en falta a la joven. Las caras oscuras no habían cambiado. Sólo por las noches el terror helaba la garganta del niño, que escuchaba el silencio, pensando a cada momento que sus latidos eran los pasos que se dirigían ahora a su cuarto, minuto a minuto, hasta que el sueño le vencía, y llegaba un nuevo día.

 

Pasó el tiempo, el niño creció y no volvió nunca a la masía. Se esforzó en olvidar el pasado y avanzar por nuevos caminos, borrando siempre los pasos que dejaba, mirando sólo hacia adelante. Al fin y al cabo, el pasado sólo son unas viejas fotos de gente desconocida. Cuando no queda el recuerdo no queda nada.

 

Ahora han pasado los años y la niebla se ha desvanecido. Son otros tiempos. Ya no existe aquella masía ni el rincón del bosque, no queda ninguna huella ni ninguna cara quemada, ya no hay que temer unos ojos hundidos ni las amenazas calladas, ya no hay pasos que se acerquen en la oscuridad, ya no quedan misterios, ni tampoco el niño.

 

Pero entonces, si ya nada de esto existe,
si nada de esto quizás nunca ha existido...

¿Por qué, a veces,
de repente en la noche una pesadilla me despierta,
y siento en la garganta la angustia
de un grito que se trunca?

 

Previous « » Next

 

Words

» Clippings
   The Truncated Scream
» Augustus has left me

 
 
 
 

Animation

» Escape (Vimeo)

 
 

Josep Manzano

» All his record

 

Contact

Avatar

You can send me any comments to my mail address:

 
Creative Commons License

Contents licensed under an Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Spain Creative Commons
Unaltered reproduction allowed for noncommercial purposes, citing: "www.pairal.net - Ramon Cererols"