pairal

Català

Español

ramon cererols

Esta web dejará de estar activa a partir del primero de octubre de 2017

Home » Words » Augustus has left me

 

(Sorry, not yet translated, but you can try an automatic translation)

 

Le vi por primera vez una sofocante tarde de verano, de aquellas en las que el sol parece que hará estallar las piedras. Yo estaba escondido en casa, con los sentidos anestesiados por el calor, contemplando el exterior a través de la ventana de mi estudio. Él estaba allí afuera. Aunque ambos permanecíamos igualmente inmóviles, su ademán era muy distinto al mío. Yo estaba abrumado, hundido, anulado; él en cambio adoptaba un aire majestuoso. Mientras que yo estaba empapado de sudor, incómodo, él dejaba que el sol bañase su piel, impregnándola de un resplandor magnífico, a la vez brillante y áspero, duro pero capaz de infinitos matices. Si no fuese por un casi imperceptible movimiento de los ojos, que lo hurgaban todo, hubiese dicho que era una estatua hecha de un mármol de gran calidad. No podía dejar de mirarlo, tan bello, tan solemne. Era uno con el universo, y el universo era él. Fué fácil adivinar que se llamaba Augusto.

 

Muy pronto descubrí que también estaba dotado de una gran agilidad. Tan buen punto percibió que estaba contemplándolo, de un salto corrió a esconderse con una rapidez que no le había imaginado. Y es que Augusto era un solitario que rehusaba cualquier compañía. Tal vez ello hizo aumentar aún más mi interés. Me pasaba largos ratos en la ventana esperando volver a verlo. Cuando por fin lo conseguía, trataba de copiar su inmovilidad para evitar ser descubierto. Así, aguantando la respiración, gozaba en secreto de aquellos momentos de compartida soledad, intentando imaginar cuáles podían ser sus pensamientos.

 

Pasaron unos días, demasiado pocos, i aconteció que debí ausentarme un par de semanas. La tarde que volví, corrí a la ventana esperando verle. En vano. Pensé que quizás aquel día algo le había retenido, o que había decidido no salir. Pero al día siguiente tampoco estaba allí. Ni al siguiente. Ni al otro. Finalmente tuve que asumir que Augusto había marchado, probablemente para siempre, y que ya nunca podría averiguar sus pensamientos solitarios. Sé que ya no podré volver a verlo tumbado sobre una piedra, esperando paciente el paso de un insecto despistado que le sirva de alimento, ni volveré a oir nunca más el sonido de su cuerpo reptiliano moviéndose entre la hojarasca, con las patas y la cola ondeando rápidamente, como sólo los lagartos saben hacerlo. Augusto me ha dejado.

 

Previous «

 

Words

» Clippings
» The Truncated Scream
   Augustus has left me

 
 
 
 

Animation

» Escape (Vimeo)

 
 

Josep Manzano

» All his record

 

Contact

Avatar

You can send me any comments to my mail address:

 
Creative Commons License

Contents licensed under an Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Spain Creative Commons
Unaltered reproduction allowed for noncommercial purposes, citing: "www.pairal.net - Ramon Cererols"